Mano a mano con Silvio Zurzolo, presidente de ADIBA

«Tenemos capacidad instalada ociosa, esperamos que el mercado interno se abra, podemos producir más»

Silvio Zurzolo, presidente de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA) destacó el vínculo que lograron con el Gobierno desde la gremial empresaria. “Hay momentos donde coincidimos y discutimos. Pero nos sentamos en una mesa a proponer que esto salga adelante y eso lo veo muy bueno”, comentó y subrayó: “Lo importante es que están sentados para discutir”.

En otro momento de la entrevista con Economía Real, se refirió a la posibilidad de romper el pacto con el FMI: “Seguiremos trabajando. Una Pyme no va a poner su plata en la timba financiera, cuando tenemos un pesito compramos una máquina nueva”. “Siempre que hay que generar achicamiento como te pide el FMI no es bueno para el país”, dijo.

¿Qué descripción haces de la situación económica en general?

Los indicadores de la industria y de las Pymes más que nada son alentadores, estamos en crecimiento, acercándonos a números pre pandemia. Vemos un 2022 esperemos con este crecimiento, que podamos salir de la crisis de 24 meses de caída con el gobierno anterior y esta pandemia que nos metió en un pozo.

¿Puede seguir creciendo la capacidad instalada de la industria?

Sí, nosotros todavía tenemos capacidad instalada ociosa con lo cual esperamos que el mercado interno se abra, la gente pueda consumir un poco más y haya política para que las pymes puedan exportar. La capacidad para producir de más la tenemos.

¿Hoy cuál es la principal preocupación del sector?

El gran problema es la falta de crédito. Hay programas pero los bancos te piden una cantidad de papeles que es muy difícil que las Pymes tengan, entonces los créditos están pero no se puede acceder. También preocupan los altos costos que generan las nuevas tasas. Eso a las pymes les mueve mucho el costo.

¿Cómo ves el vínculo con el Gobierno para que las pymes se mantengan en pie en la crisis?

Nosotros tenemos una muy buena relación con el Ministerio de Producción eso es fundamental. Después hay momentos donde coincidimos y discutimos. Pero nos sentamos en una mesa a proponer que esto salga adelante y eso lo veo muy bueno. Lo importante es que están sentados para discutir.

¿Qué discuten?

Nosotros no vemos bien que siga la doble indemnización, nos parece que es una medida que a la grande no afecta, solo a las pymes. El problema de las tasas. Esos son los puntos básicos. Nosotros estamos convencidos que tenemos que armar un programa de desarrollo con inclusión social. Ahí es donde tenemos que sentarnos para discutir el país que queremos.

¿Los puntos en común?

Esos son más claros, la defensa de la industria nacional, la independencia económica, el trabajo genuino. Estamos en la misma sintonía.

¿Cómo viste el plan que lanzó el Gobierno para paliar los costos de la pandemia?

Si lo veo desde el lado del Gobierno, me parece muy bueno. Del nuestro, obviamente uno siempre quiere más. Estuvimos varios meses parados, pero la verdad es que el ATP fue un gran alivio. El tema es que las Pymes usaron toda su materia prima para producir y subsistir. Hoy tenemos que recuperar stock, y tenemos problemas con materias primas que no están. Ese es un gran desafío.

¿En términos generales cuánto ayuda a las Pymes que se firme un nuevo pacto con el FMI?

Primero hay que ver bien cuál es ese acuerdo. Siempre que hay que generar achicamiento como te pide el FMI no es bueno para el país. Pero hay que ver bien qué se firma.

¿Y si se rompe y no hay acuerdo?

Seguiremos trabajando, tenemos 200 años de idas y vueltas. Sabemos trabajar. Una pyme no va a poner su plata en la timba financiera, cuando tenemos un pesito compramos una máquina nueva.

¿En el vínculo con el Gobierno qué importancia tiene la organización gremial empresaria?

Es muy importante, necesitamos una gremial empresaria unida, que tenga una voz única para que el Gobierno y los sindicatos puedan interactuar con una gremial válida, en eso estamos trabajando. Pronto lo haremos.

¿Cuesta mantener esa unidad?

Sí, porque somos muchos y a veces hay personajes que ponen adelante sus pretensiones personales a las de todos. Ahí es cuando las cosas no empiezan a funcionar. Esperemos que esos cada vez sean menos y los que tenemos ganas de trabajar por las instituciones vayamos en este camino. Es necesario para el país que la pyme vaya unida y el Gobierno la apoye.

¿Cómo evalúas el último congelamiento del precio de la carne?

No lo veo bien. Me parece que no es la solución de fondo. Entiendo que necesiten una solución rápida, está bueno que lo hagan siempre y cuando atrás esté ese modelo que decía. Si es una medida paliativa nada más, por un momento. Me parece que no es la forma. Hay que armar un plan productivo con inclusión social y creo que ahí está la clave.

¿Qué impacto tuvieron en las Pymes los cuatro años de Macri?

Fue un desastre. No te lo digo yo, lo dicen los números, 24 meses de caída es la demostración de la catástrofe que sucedió esperemos que no vuelva a suceder. No comparto las ideas de política que vayan a favor de generar más y mayores pymes con identidad nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.