Industriales Pymes Argentinos alertan por la suba de precios

Preocupa la falta de financiamiento y el costo de los insumos en dólares

El Observatorio Industriales Pymes Argentinos (IPA) afirmó que el cobro de insumos difundidos en dólares, con costos mayores en Argentina que en el resto del mundo, desestabiliza la economía.

La entidad advirtió por la desestabilización de la economía que generan los “aumentos desmedidos” de los insumos difundidos, y señaló que, junto con la ausencia de financiamiento para las PyMEs, se convirtió en uno de los factores que más dinámica le imprime a la inflación y a la vez explica el anclaje de una recuperación económica e industrial de mayor volumen.

“Nos llegaron denuncias de aumentos del gas en boca de pozo para las pymes que alcanzan hasta el 200% y que provocan una desestabilización de la economía argentina, busca salir de una crisis histórica por la recesión heredada y la pandemia, a partir de medidas de un Gobierno que busca las formas de contener la inflación. Pero ante estos ataques especuladores, no hay economía que aguante ni plan de recuperación que se sostenga”, alertó el presidente de IPA, Daniel Rosato.

“Desde Industriales Pymes Argentinos alertamos que ante precios más caros en el país que en el resto del mundo, los insumos difundidos se transformaron en uno de los peores enemigos de las PyMEs industriales, que perdieron condiciones de rentabilidad y sólo hacen números para pagar insumos que, en su mayoría, provienen de recursos naturales argentinos”

El informe del Observatorio IPA,  señaló la necesidad de “buscar otras fuentes (además de los fundamentos monetarios) de las causas de la inflación muy superior a la esperada”, luego de la publicación de un IPC para marzo de 4,8%.

“En consonancia con informes anteriores, debemos insistir en dos causales, motores actuales de la inflación en Argentina: las tasas de financiamiento de la actividad y los precios de los insumos difundidos”, destacó el informe.

Los insumos difundidos son los que, por sus características, son utilizados por la mayoría o toda la industria, y cuya suba de precio, o baja, o faltante de producto, se derrama en gran parte de la industria.

“El claro ejemplo de esto es la energía. Ahora bien, por necesitarse enormes capitales hundidos como inversión para la producción de estos insumos, dicha industria siempre es monopólica u oligopólica”, explicaron.

El análisis aclaró que los insumos difundidos “no son las causantes originarias de la inflación”, aunque también destacó que “en la dinámica inflacionaria son capaces de acelerar los procesos inflacionarios peligrosamente”.

Daniel Rosato, presidente de IPA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *