Optimismo en el sector PyME sobre el futuro, aunque con matices entre industria y comercio

Cámaras representantes de pequeñas y medianas empresas (PyMEs) industriales afirmaron hoy que «la situación actual es muy favorable respecto al 2020», mientras que entidades ligadas al comercio destacaron el repunte de la actividad pero advirtieron que todavía vislumbran «un año complicado».

En diálogo con una agencia nacional, los empresarios resaltaron las herramientas de asistencia generadas por el Gobierno nacional, pidieron profundizar las líneas crediticias y se mostraron preocupados por algunos faltantes de insumos y por los efectos que una nueva ola de contagios de Covid-19 podría tener sobre la actividad económica.

El secretario de la Fundación ProTejer, Luciano Galfione, destacó que el sector textil «ya está por encima de niveles prepandemia y la demanda es sostenida y todos los meses va creciendo».

«El empleo en el sector está aumentando porque se están poniendo en marcha fábricas que estaban paradas y las empresas están programando fuertes inversiones para este año, con muchas de ellas ya en marcha», resaltó.

En consonancia, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, señaló que «la situación actual es favorable respecto al 2020, con varios sectores que se han reactivado y con las PyMEs funcionando».

Rosato ponderó que las líneas de financiamiento generadas por el Gobierno nacional son «una gran oportunidad para invertir en maquinarias de última tecnología, y abastecer al mercado interno sustituyendo importaciones mediante la producción local de productos que hoy se compran afuera».

Galfione coincidió en que «se están haciendo inversiones para aumentar la capacidad productiva, y en esto ayuda que el Gobierno está haciendo una fuerte política pro inversión a través de créditos blandos».

 

Números de la industria

De acuerdo con un informe del Centro de Estudios para la Producción (CEPXXI), la actividad industrial en la primera quincena de marzo creció 1,6% interanual medido en base al consumo de energía, continuando así con la recuperación evidenciada en los últimos meses del año pasado.

Sin embargo, el CEP XXI subrayó que a nivel sectorial y territorial se observa un crecimiento heterogéneo asociado «al profundo cambio en las rutinas que generó la pandemia del coronavirus», aunque «en los últimos meses tal heterogeneidad ha tendido a moderarse».

En este sentido, se explicó que «la totalidad de las ramas ligadas a gastronomía y turismo se recuperaron entre noviembre y enero, y si bien todas continúan con contracciones -dado que la recuperación ha sido parcial-, el recorte de las caídas fue muy significativo».

 

Más voces

Al respecto, el presidente de la Cámara de Cerveceros Artesanales, Juan Manuel González Insfrán, indicó que «vemos todavía un año complicado porque aún estamos con muchas deudas y también porque los hábitos de consumo han cambiado por la pandemia y eso nos golpea».

Como una posible salida, González Insfrán pidió la continuidad de algunas de «las muy buenas herramientas que en su momento lanzó el Gobierno para sostener a las empresas», como créditos para capital de trabajo a tasas favorables.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Argentina de Franquiciados (CAF), Gisele Interlichia, expresó: «Pedimos por la continuidad del programa (de asistencia al trabajo y la producción) ATP porque no llegamos a cubrir el pago de los sueldos».

«Veníamos de una recesión económica importante y la pandemia la profundizó. Nuestro sector viene muy golpeado y adeudado y si bien aumentó la facturación en el último tiempo, también se incrementaron los precios de los alquileres de los locales y otros costos», agregó Interlichia.

El aumento sostenido de casos de coronavirus es otro motivo de preocupación, por los riesgos sanitarios que implica pero también por la amenaza de freno a la actividad económica.

«Mientras la actividad continúe, la demanda y el trabajo van a ser importantes, pero dependemos mucho de cómo avance la segunda ola», postuló el textil Galfione.

El titular de IPA, Daniel Rosato, puntualizó que «si bien estamos entrando en otra ola de incertidumbre, nos agarra con las pymes funcionando y con controles y protocolos que el año pasado no estaban. Los contagios no se dan dentro de las industrias», matizó.

Además, el industrial pyme agregó que «la nueva ola está afectando a Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, y esto hace que se genere una menor demanda del exterior y el comercio regional se vea afectado, por lo cual es importante apuntalar el mercado interno aún más».

 

Escasez de insumos y componentes

Tal como sucede a nivel mundial, los empresarios alertaron sobre faltantes de algunos insumos puntuales (vidrio, latas de cerveza, entre otros) y sobre el incremento de los precios en dólares de los insumos difundidos debido al repentino aumento de la demanda global luego del pronunciado parate del año pasado.

Sobre estos temas, tanto IPA como la Cámara de Cerveceros aclararon que están trabajando conjuntamente con el Ministerio de Desarrollo Productivo en busca de soluciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *