Mano a mano con Marcelo Fernandez, presidente de CGERA

«Nos preocupa que la organización PyME está muy atomizada»

El presidente de Confederación General Económica de la República Argentina (CGERA), Marcelo Fernández, señaló que el fuerte aumento en el precio de los alimentos se dio por «el hecho de cubrirse de la incertidumbre», y que «esa siempre fue una característica del sector alimenticio». «Son esenciales, no tienen problema en poner el precio que ellos fijen, la gente consume igual», señaló el dirigente PYME.

Al referirse a la organización gremial empresaria, señaló que los pequeños y medianos empresarios «tienden a atomizarse» frente a las diferencias. Reconoció así que las grandes empresas «tienen la gran virtud de que las propias diferencias las evacuan hacia adentro». «Tenemos la esperanza de sumar diferentes sectores de las PYMES para tener una sola voz y no varias como ocurre hoy», afirmó.

La actividad económica ya superó los niveles de la pre pandemia ¿qué evaluación hace de lo que fue la gestión de la pandemia en este sentido?

Los números de la capacidad de la industria ya está por encima de 2019. Vamos por el camino correcto en la recuperación de la producción y la venta. Por supuesto que hay mucho por hacer y avanzar, pero estamos en el buen camino. Esperamos poder aportar desde CGERA nuestras ideas y visiones sobre cómo seguir mejorando.

¿Qué fue clave para llegar a estos resultados?

El mantenimiento de los puestos de trabajo, el ATP, el IFE y todos los beneficios sociales fueron muy importantes. Haber mantenido los puestos de trabajo en la pandemia permitió que se mantenga el consumo y ni bien pudimos abrir las puertas tener venta, trabajo y producción. Eso nos permitió llegar a los números de hoy. Ahora hay que ir por más.

¿Qué más hay por delante?

Más utilización de la capacidad instalada, mayor demanda y para eso hay que difundir la agenda de los precios. No solo que a la gente no le alcance para comprar alimentos, si no para consumir lo que nosotros producimos. Con esto vamos a conseguir mejorar la economía y abrir los comercios. Es muy importante recuperar el nivel adquisitivo de los salarios y para eso es clave que no suban los alimentos.

¿Te sorprendió enterarse que algunos alimentos subieron 80% su precio?

No, no. Siempre ha sido una característica del sector. Creo que es responsabilidad de la comercialización y la producción la suba de precios. Tienen que explicar al conjunto de la sociedad. El esfuerzo que hace el sector privado para que el salario sea competitivo no es justo que solo vaya para ellos. El negocio cierra mal para todos los sectores de la Argentina.

¿Pero por qué se dio un aumento tan fuerte?

Por el hecho de cubrirse de la incertidumbre, esa siempre fue una característica del sector. Son esenciales, no tienen problema en poner el precio que ellos fijen, la gente consume igual. Nadie entra con un changuito vacío y sale vacío.

¿Pensás que la gestión de Feletti debe ser más estricta para fiscalizar los precios?

El secretario de Comercio está intentando tomar el toro por las astas, ya este mes algo ha hecho, algunos sectores están criticando. El tema es seguir avanzando en mejores políticas para todos. Veremos con el tiempo si se hizo con rigor o fue solo una medida más.

¿Puede ser una salida para la falta de trabajo la propuesta del Gobierno de convertir planes sociales en empleo formal?

Es importante capacitar a la gente, así lo hicimos con el ex ministro Arroyo. Es justamente para aprovechar el salario que le da el gobierno a un desocupado para formarlo y una vez que lo tengamos listo poder tomarlo. Si ponemos un aviso para mano de obra calificada, no conseguimos. Esto nos permitiría capacitar gente que hoy no lo está por cuatro años de políticas equivocadas y dos de pandemia. no tenemos mano de obra para las nuevas tecnologías. Se hace hiper necesario capacitar gente.

¿Cómo ves el planteo de la oposición de que el problema de la falta de trabajo son las cargas sociales?

Nosotros ya hemos convivido con esto. El problema es el empleo calificado, por supuesto que tenemos muchas cuestiones a debatir a futuro. Lo más importante hoy no es eso, nadie va a tomar a un trabajador por más que le quiten derechos. Hoy se necesita trabajo con dignidad. Hemos convivido con estas cargas sociales en la historia y se generó trabajo. Seguramente va a haber que discutir esos temas. Hoy la cuestión central es conseguir mano de obra calificada, mejorar el salario para que sea un motor de la economía y reabrir los comercios que cerraron con la pandemia. Después con un aumento de la recaudación discutimos los impuestos.

¿Y por qué la oposición lo pone en el centro del debate?

Porque es campaña electoral, no tiene otro motivo. Creen que con esto acentúan los votos de su electorado. Después no lo hacen, como la baja de ganancias.

¿Cómo ves a la organización gremial de los empresarios?

A las Pymes nos preocupa mucho , la vemos muy atomizada. Estamos voluntariosos por sentarnos todos en una mesa, por eso hicimos un acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Tenemos la esperanza que el acuerdo siga vigente y sumar diferentes sectores de las PYMES para tener una sola voz y no varias como ocurre hoy.

¿Deberían organizarse mejor?

Exactamente, es lo que estamos tratando. Las grandes empresas tiene mayor poder de lobby porque representan mucho producto bruto y tienen la gran virtud de que las propias diferencias las evacuan hacia adentro, nosotros tendemos a atomizarnos cuando tenemos diferencias entre nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.