Mano a mano con Jose Ignacio "Vasco" De Mendiguren

De Mendiguren: “Reunir a las pymes en el Congreso dio un resultado extraordinario”

El dirigente industrial y titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior, José Ignacio «Vasco» de Mendiguren, defendió enfáticamente la organización gremial de los empresarios pymes en la Argentina. “Lo veo muy importante”, valoró en una entrevista con Economía Real, y recordó: “Trabajé mucho sobre esto en el Congreso con Kicillof. Estuvimos intensamente para que todos los diputados tomaran contacto directo con las empresas, el pyme de carne y hueso. Tuvo un resultado extraordinario, más de 1300 fueron al Congreso”

Por otro lado, cargó contra la Unión Industrial Argentina (UIA) al señalar la falta de apoyo que recibió para lanzarse a la arena política. “La UIA lo veía mal, no me acompañaron ni con un pasacalle. Pero el sindicalismo no duda en meterse, en Brasil los empresarios no dudan en ir al Congreso”, comparó.

¿Cómo analiza la falta de dirigentes Pymes en las listas?

Creo que es más responsabilidad de los empresarios que de la política. Porque no quieren meterse en política. Yo soy empresario, me va muy bien, soy exitoso en todos los rubros. Pero un día dije que si quería cambiar un país que pone su eje en la valorización financiera, y pelear por el desarrollo hay que involucrarse. Así fui ministro de la Producción. Fui a pelear porque si uno cree en un proyecto hay que comprometerse. La UIA lo veía mal, pero el sindicalismo no duda en meterse, en Brasil los empresarios no dudan en ir al Congreso.

¿Con los empresarios PYMES pasa lo mismo?

No, hay uno de CAME de Córdoba que se llama Rodríguez. El sindicalismo participa activamente de la política, la financia, el empresario jamás hace eso. Se ponen en la campaña pero no se comprometen con la política. La vez que participé en campañas, el empresariado no me pagó nada.

¿Qué le parece la organización gremial PYME que empieza a surgir?

Lo veo muy importante, trabajé mucho sobre esto en el Congreso con Kicillof. Estuvimos intensamente para que todos los diputados tomaran contacto directo con las empresas, el pyme de carne y hueso. Tuvo un resultado extraordinario, más de 1300 fueron al Congreso. El resultado fue extraordinario porque escuchaban al hombre de carne y hueso porque contaban como el régimen de riesgo de trabajo las fundía. Por un tipo que les hacía juicio tenían que despedir a 15, y sacamos la ley de contrato de trabajo, sacamos la ley Pyme. Reunir a los empresarios en el Congreso dio un resultado extraordinario.

¿Qué balance hacés de la presencia industrial en la campaña?

Lo primero que tenemos que juzgar, el debate central, es la definición del modelo, todo tiene que ver con eso. Es importante que hoy la gente le exija a la política definiciones concretas sobre a dónde nos quieren llevar para salir de la pandemia. Hay dos grandes espacios políticos. Uno que te dejó en 2019 y hay que analizar esos cuatro años, y no hay ningún índice que sea favorable. Tuvo el déficit de cuenta corriente récord en la historia, 30 mil millones de dólares. Cómo industrial analizo lo que se hizo.

¿Se puede revertir la imagen del desastre que dejaron?

Capaz María Eugenia y Horacio vienen y me dicen, «no estas cifras son irrefutables pero quedate tranqui aprendimos hacia adelante vamos a hacer esto». Pasa que no me hablan de lo que a mi me interesa, lo que me parece el eje de debate. Lo escucho a Tetaz y me dice que van a hacer lo mismo pero más rápido. ¿Podemos hablar de lo que van a hacer? Hermano, el tipo de cambio tuvo 500% de modificación, tuviste la inflación más alta desde la hiper, 53,8% sin pandemia. La deuda sobre PBI pasó del 52% al 88% en cuatro años. Ese modelo dio esos resultados. Les pido que opinen sobre eso, que propongan a futuro.

¿Qué otro tema merece una profundidad en la campaña?

Hay dos temas hoy: lo económico y la pandemia, y veo que el señor Rubinstein, cuando fue ministro bajó el 50% el presupuesto de la salud. Pasó de Ministerio a Secretaría, mucha importancia a la salud no le daba. Volvieron enfermedades que habían desaparecido. Hay que ser claros, que a la política no se le permita más andar con vaguedades. “Vamos juntos que es mejor”, dicen.

¿Qué análisis hace como industrial de lo que fue la gestión del Frente de Todos en estos dos años?

El Gobierno quiso mantener la capacidad productiva de la Argentina, para evitar que se caigan las empresas. En 2020 el modelo fue salvar el aparato productivo como hicimos en 2002. Se pudo haber hecho mejor, pero no hay duda que como industrial asistí al mayor rescate que tenga memoria del sector público al sector pyme, necesitamos moratoria la dieron, bajar la tasa lo hicieron, pagaron tarifas y sueldos. Está claro que hay dos modelos distintos, todos perfectibles. Hablo de la orientación. La primera pregunta que quiero hacerle a la política es hacia donde van los modelos. Si no creces todo el resto es abanicar un cadáver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.